Sagitario: síntesis del signo

0
66

Dice el Ángel: “la llama que brilla más allá de la mente conduce al camino seguro”.

“Sagitario es el preludio de la Navidad, lo mismo que la nieve, absorbe todas las partículas en el gran matiz del silencio, de donde surgirá el nuevo nacimiento de la fuerza del Día”.

En Sagitario estamos más cerca de comprender el significado de la manifestación cíclica de las energías con las cuales estamos vinculados y por tanto moldeados y condicionados. Por ello, estamos más cerca de comprender la forma en que de manera consciente podemos colaborar en la manifestación del Plan.

Nos dicen que una de las funciones más elevadas de la astrología es la de revelar los momentos claves de esa actividad cíclica, en la cual, se nos ofrece la oportunidad de abrir la puerta al contacto a través del alineamiento de determinadas fuerzas y energías que posibilitan y facilitan la cooperación; como diría Rudhyar: “aquellos momentos en los cuales el espíritu puede actuar en el interior del alma humana“.

Nosotros estamos participando en este proceso cuando de manera grupal seguimos los ciclos mensuales de la luna nueva y llena, y el recorrido del ciclo anual del Sol en tránsito de los distintos signos. Todo ello nos va educando en el reconocimiento del ritmo a través del cual se manifiesta la Vida. Pequeños ciclos dentro de ciclos mayores, unas leyes se van superponiendo a otras y la comprensión de esto nos proporciona visión desde una perceptiva muy sagitariana: un ciclo menor dentro de un ciclo mayor, un universo en expansión infinita.

Cuando la mente de Sagitario no se abre a esa expansión, se convierte en fanática, creyendo que la pequeña parte del plan que ha podido vislumbrar abarca la totalidad de lo que puede ser percibido. Después de las pruebas en Escorpio, Sagitario nos abre la puerta a esa visión más totalizadora permitiendo orientar nuestra visión hacía aquello que nos lleva más lejos, tanto en un sentido vertical como horizontal, del lugar al que hemos llegado hasta ese momento en nuestra conciencia.

Ya sabemos que el trabajo espiritual se realiza de dentro hacia fuera, del interior hacia el exterior, del centro a la periferia tal y como la divinidad se manifiesta. El camino no es lineal (tal como a veces creemos), hay muchas fuerzas y energías en juego que se superponen e interpenetran, pero hemos de agradecer al Señor de Sagitario que despeje la visión del camino y nos dé la oportunidad de MIRAR JUNTOS hacia el horizonte y lanzar las flechas hacía ese lugar donde intuimos que se haya la Verdad.

Lo que nos garantiza la ley de ciclos, es que la oportunidad se nos ofrece una y otra vez y hemos de aprovecharla si hemos comprendido que ello nos capacita para un mayor y mejor servicio.

Este arte de vivir y comprender el sentido del Tiempo se nos revelará con más claridad en Capricornio, ya que, desde la conciencia del Eterno y Ahora, tenemos que ver cuál es el momento adecuado en tiempo y espacio en el que las puertas se abren para dejar resueltos determinados estadios del camino, de manera que podamos disponer de una mayor libertad para colaborar y expresar, y de forma más creativa y amplia, la vida que nos habita y en la cual “vivimos y tenemos el ser”.

Después de las grandes y graves experiencias vividas, durante y a partir de la gran guerra mundial de 1914-1945, condicionadas claramente por la energía de Escorpio, apareció de nuevo la luz.

Como ya sabemos de esa amarga experiencia, emergieron los grandes ideales, expresión de las Ideas jerárquicas, que permitieron la creación de los organismos e instituciones más importantes con carácter global: la ONU, la UNESCO, el Banco Mundial, el Tribunal Penal Internacional. Con ellos, la humanidad se ha dotado a sí misma de los instrumentos que permiten la garantía del cumplimiento de esos ideales perseguidos.

No ha sido un camino fácil y está siendo saboteado desde sus orígenes por aquellas fuerzas contrarias a la expansión del alma humana. Estas estructuras han tenido que convivir con aquellas que permanecen aferradas a los logros anteriores a este proceso.

En la actualidad nos estamos preguntando si hemos aprendido de esas experiencias relativas a la ambición, el orgullo y la crueldad, o si estamos reproduciendo las mismas situaciones que se vivieron en aquel momento histórico previo al conflicto. No creo que la respuesta este clara pero nuestra opción si lo está.

La sugerencia es que aprovechemos este pequeño ciclo del Sol en Sagitario para centralizar nuestra aspiración y siguiendo las pautas que nos ha dado la jerarquía, colaborar de manera científica ayudando a que la Luz, el Amor y la Voluntad al Bien se acrecienten en la Tierra.

El mensaje que se nos está dando, en la actualidad es que el trabajo se realiza situándonos en el centro de nuestro Ser, tal como el Agni Yoga nos indica. Por ello, decimos que el trabajo se hace desde el interior hacia el exterior y hablamos del discípulo centralizado en Sagitario.

El mantra que conocemos nos dice: “desde ese centro yo el alma me vuelvo hacia el exterior, desde ese centro yo aquel que sirve trabajo”. Estamos empezando a entender que significa el sacrificio, estamos en el mundo sin ser del mundo y hemos decididos estar aquí por Amor.

Júpiter, La Tierra y Marte rigen este signo, hemos de reflexionar sobre sus implicaciones. Marte es el regente jerárquico y nos indica la Dirección de nuestros esfuerzos, tenemos que acompañar a la humanidad en el cumplimiento de esos ideales superiores que ya han sido percibidos y que intentan expresarse en todas las áreas del vivir humano: en la política, la economía, la educación, el intercambio con la naturaleza.

El proceso de alineamiento Planetario comprendiendo y colaborando con la ley de ciclos, tal como estamos haciendo en la actualidad, posibilita el servicio que la Jerarquía, el Cristo y el nuevo grupo de servidores del mundo están realizando.

Se trata de que esta energía que invocamos pueda llegar a todos los lugares de la Tierra de una manera renovadora que a su vez transmita la confianza tan necesaria.

El trabajo se realiza desde el Corazón, utilizando todos los recursos disponibles.

Palabra clave: ASPIRACIÓN.

Mª Carmen Díaz Fernández

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.