Om

0
165

Es la palabra mística que pronuncian los yogis en meditación. Es el Símbolo de Dios y el sonido generador del Universo. Om es el nombre por medio del cual Dios es invocado en nuestro corazón.

Om o mejor transcrito como Oṃ (también Auṃ transcrito en AFI ə̃ũ) (ॐ) es uno de los mantrasmás sagrados de las religiones dhármicas (como el hinduismo y el budismo).

Simboliza el divino Brahman y el universo entero.

También se lo denomina:

El oṃ es el símbolo de lo esencial en el hinduismo. Significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual. Es la sílaba sagrada, el primer sonido del Todopoderoso, el sonido del que emergen todos los demás sonidos, ya sean de la música o del lenguaje divino.

En las escrituras Upanishad esta sílaba sagrada aparece como un sonido místico considerado por las escrituras como la verdadera base de cualquier otro mantra (himno sagrado).

De acuerdo a la Taitiriia-upanisadPrayapati (otro nombre del dios creador Brahmá) meditó en las tres letras del mantra Oṃ (a, u y m) y así le surgieron los tres Vedás (el Rig, el Sama y el Átharva), y también las tres palabras bhūr (Tierra), bhuva (atmósfera) y suah(cielo).5

La sílaba Oṃ también representa el Trimurti (‘tres formas’) de BrahmáVishnú y Shivá.

Según los shivaístas, el tambor de Shivá produjo este sonido Oṃ, y a través de él salieron las siete notas de la octava musical, es decir: sa, re, ga, ma, pa, dha, ni. Gracias a este sonido, Shivá crea y destruye el universo.

Oṃ es asimismo la forma sonora del atman (alma o Dios).

Las Upanishad declaran que todo, lo existente y lo no existente, puede ser controlado al pronunciar esta sílaba sagrada Oṃ. Los hinduistas creen que el mantra Oṃ es eficaz para eliminar los errores en los sacrificios de fuego y de otros tipos. La meditación en el Oṃ satisface todas las necesidades y lleva al moksha (liberación espiritual). Casi todos los rezos y lecturas sagradas son precedidos por la pronunciación del Oṃ. Muchos investigadores y esoteristas encuentran una sinonimia entre la palabra sánscrita Oṃ y la palabra hebrea אמן = Amén.