Práctica para construir un prisma grupal

0
153
La Gran Invocación y el Mántram del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo (NGSM)
La Gran Invocación y el Mántram del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo (NGSM)

Se recomienda a los integrantes de los grupos pertenecientes al Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, entre otros aspectos transmitidos por los maestros, tener abierto el chakra del corazón y que se manifieste en el comportamiento, estar vinculado con facilidad y mediante el corazón con al menos 8 personas, es decir, ser al menos 9 personas vinculadas, tener cierto grado de apertura del chakra de la coronilla y estar inmerso en algún tipo de actividad creadora.

Hay que tener en cuenta:

  • Cada ser humano constituye un átomo.
  • Cada grupo constituye una célula.
  • Para que un grupo se constituya en una célula, ha de tener cierto grado de cohesión y su luz interna ha de ser lo más limpia o transparente posible y tener un propósito común. Resumiendo:
    • Ha de tener una voluntad compartida
    • Ha de tener cierto grado de cohesión o deseo de permanecer unidos
    • Ha de tener los medios para mantener la cohesión y lograr las metas comunes.
  • Hay átomos y células (seres humanos y grupos) externos (que operan en el plano físico) y no tienen conciencia de su vinculación interna o energética.
  • Nosotros, los pertenecientes a los Encuentros de Buena Voluntad, tenemos un vínculo externo que materializamos en los propios encuentros y en los contactos por medios electrónicos (whatsapp, facebook, etc.). Y para que nuestro propósito de buena voluntad mundial sea más efectivo, hemos de llevar a cabo ciertas tareas energéticas, que nos constituirán en un verdadero grupo esotérico.
  • El propósito de los grupos del NGSM, entre otros, es lograr la buena voluntad mundial.
  • La cualidad de la cohesión se manifiesta a través del 4º chakra, el del corazón, el del Amor. Y el amor no se queda en la teoría, ha de materializarse, ha de exteriorizarse en la conducta, pues su naturaleza es darse.
  • Los medios para conseguir la cohesión grupal requerirán de un mecanismo que permita la resolución de los conflictos (inevitables) entre los miembros del grupo. También ayuda en la cohesión la meditación grupal (al compartir lo recibido desde “arriba” se evidencia internamente la unión de todos los seres). Para lograr las metas identificadas es necesaria la confluencia de personas de distintos rayos del Alma y la personalidad.

 

Práctica para construir un prisma grupal

Para fortalecer el vinculo dentro del grupo, los miembros comprometidos de él (los que manifiestan en el comportamiento su compromiso grupal) han de vincular su 4º chakra con el resto de miembros (a ser posible 8 personas) mediante un haz de luz rosada nacarada o dorada (o de otro color también elevado, si se considera oportuno).La luz rosada nacarada expresa al Amor Incondicional.

Para ello un modo sencillo de llevarlo a cabo es:

  1. Colocar la mano dominante (normalmente la derecha) en el centro del pecho.
  2. Pedir a nuestra Alma (a nuestro Ángel Solar) que nos compenetre, que envuelva nuestra personalidad con su luz.
  3. Respirar por donde tenemos la mano dominante, como si el aire entrara y saliera por ahí.
  4. Respirar inicialmente energía verde vegetal por el 4º chakra.
  5. Respirar energía rosada nacarada o dorada por el mismo centro energético, sustituyendo al anterior color.
  6. Generar una columna de luz rosada nacarada (a ser posible amplia), que nos una con un miembro del grupo e ir haciendo lo mismo con el resto de miembros, de modo que estemos vinculados con dicha luz rosada con cada participante del grupo.
  7. Una vez vinculados todos los corazones con luz rosada nacarada, imaginaremos que se crea un sol rosado nacarado en el centro del grupo (fruto de la nutrición de cada corazón), que expresa el corazón del grupo. Cuando sea notorio ese corazón grupal, se vinculará con un haz de luz del mismo color con los Maestros de los distintos miembros del grupo, que conforman una unidad en La Jerarquía. Desde la Jerarquía y su centro, El Cristo, se extenderá otro haz de luz hasta Shambala.
  8. Una vez construido este antakarana grupal, visualizaremos que la energía de Sanat Kumara desciende al Cristo y La Jerarquía, de ésta a nuestras Almas y personalidades del grupo.
    • Y la energía es información (indicaciones, dirección de algún tipo, alguna cualidad energética), que recibe el conjunto del grupo y que cada miembro (en función de su nivel de conexión con su Alma) captará más o menos concreta u abstractamente.
    • Tras los pasos anteriores, sería conveniente recitar La Gran Invocación y la oración del NGSM.
    • No es necesario estar físicamente presente todo el grupo para esto, aunque resulta más fácil que, al menos de vez en cuando, se haga en presencia física. Es aconsejable que las primeras veces que se realice esto se haga en la presencia física de sus miembros; más adelante no será necesario.
  9. Más adelante habrá que vincular a los distintos grupos de modo semejante, pero esto sólo será posible si existe una verdadera cohesión en cada grupo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.